lunes, 31 de agosto de 2015

Homenaje a Wes Craven, el maestro del suspense

El artículo de a continuación está escrito por un fan, Nick Meece, en su web Morbidmuch y yo no puedo estar más de acuerdo con él. Comparto su homenaje a un grande, a Wes Craven.

Homenaje a Wes Craven, el padre de Ghostface

La muerte de Wes Craven nos ha impactado esta mañana. El hombre detrás de los clásicos de terror como SCREAM o PESADILLA EN ELM STREET, ha fallecido a los 76 años después de una batalla contra un ´cáncer cerebral el 30 de agosto de 2015.

Al escribir esto parece surrealista, sé que no soy yo solo cuando digo que Craven nos trajo a dos iconos del cine de terror. Recuerdo que Freddy Krueger es una de las primeras películas de terror que me consiguió asustar cuando era pequeño. Y a pesar de que me gustaba el terror, no fue hasta 1996 cuando por primera vez vi 'Scream' y fue cuando me hizo declararme fan del terror y consiguió ser mi género favorito.

Wes Craven. Su nombre es sinónimo de terror. El hombre que cambió las reglas del juego, no una, si no varias veces. Su muerte ha resultado ser un jarro de gua fría para los fans tanto de 'Pesadilla en Elm Street' como de 'Scream' (entre los que me incluyo) aunque también para los amantes del terror.

Wes Craven es y será un elemento básico en la industria del terror. Un hombre cuyo trabajo va a estar vivo por siempre y para siempre.

WES CRAVEN JUNTO A 'SCREAM' CAMBIÓ MI VIDA. HIZO QUE ME ENCANTARAN LAS PELÍCULAS DE TERROR, TANTO LAS DEL PASADO COMO LAS DEL PRESENTE.

Honestamente puedo decir que Craven es la única razón de mi amor por el género. La inspiración EN mí en querer ser director y hacer mis propias películas. Contar historias. Narrarlas. Y Wes en eso, era el maestro.

Si pudiera decirle una sola cosa al señor Craven, sería, "Gracias". Gracias por todo. Gracias por cada persecución. Gracias por cada muerte. Gracias por asustarnos. Gracias por crear a iconos del género. Gracias por hacerme gritar. Gracias por hacerme tener pesadillas. Gracias por ser tú.

Esto es sólo una pequeña de lo que otras personas piensan de ti, Wes. Dulces sueños.

No hay comentarios: